¿Cuáles son los problemas de salud más habituales en vacaciones?

Cuando emprendemos nuestros viajes, lo último en lo que pensamos es en que nos puedan ocurrir imprevistos que estropeen nuestras vacaciones. No obstante, si dejamos las cosas al azar, podemos necesitar de asistencia en cualquier punto del mundo, y esta garantía solo te la ofrece un buen seguro de viaje.

Según un estudio realizado por ERGO Seguros de Viaje, nos encontramos con que un 58% de los siniestros en viaje en 2018 estuvieron relacionados con la necesidad de recibir algún tipo de asistencia en viaje. El resto de causas de siniestralidad quedan repartidas entre Anulaciones (25%, viajeros que finalmente no pudieron viajar y anularon su viaje), Equipaje y Medios de Transporte (10%, asegurados que perdieron sus maletas, el vuelo, etc) y Otras causas de diversa índole (con tan solo un 7%).

Dentro del 58% que ocupan los casos de Asistencia al Viajero, el 79% de estos casos de Asistencia estuvieron directamente relacionados con Gastos médicos, quirúrgicos y hospitalización (con un 79% de los casos).

Por lo tanto, nos encontramos con que una gran mayoría de las incidencias que ERGO Seguros de Viaje recibió en 2018 fueron relacionadas con salud y asistencia médica en el extranjero.

Sin embargo, ¿cuáles fueron las causas médicas más comunes en los siniestros comunicados por los viajeros a lo largo del año pasado?

Causas médicas más comunes entre los viajeros

Sufrir problemas de salud durante nuestras vacaciones es más habitual de lo que pensamos. Este tipo de de problemas no tienen por qué ser necesariamente graves, pero el hecho de que el viajero necesite asistencia médica lejos de su país, complica las cosas sin un buen seguro de viaje.

A lo largo de 2018, según el estudio realizado por ERGO Seguros de Viaje, la causa más común de asistencia médica en viaje es, con diferencia, todo lo relacionado con lesiones superficiales y fractura de huesos, seguidos de cerca por casos de gripe y resfriado común, así como enfermedades relacionadas con el estómago y casos de fiebres y mareos.

Y es que, a la hora de viajar, pueden llegar a ser frecuentes las caídas durante las largas jornadas de turismo, incluso si realizamos alguna actividad en nuestro destino de vacaciones. También son comunes las gripes y resfriados, especialmente al exponernos a cambios bruscos de temperatura. Con respecto a las enfermedades del estómago, suelen darse especialmente cuando viajamos a destinos donde la gastronomía del lugar es completamente diferente a la nuestra.

Por lo tanto, son casos que pueden darse fácilmente durante nuestras vacaciones, y un buen seguro de viaje nos cubrirá estos gastos, convirtiéndose en un elemento muy útil de nuestra maleta especialmente en aquellos destinos donde la sanidad no solo no es gratis, sino que además es costosa.

Algunas Recomendaciones antes y durante el viaje

A la hora de reservar tus vacaciones, recuerda estudiar a fondo tu seguro para saber qué coberturas de Asistencia al Viajero te ofrece y hasta qué importes te cubre. Ten en cuenta que fuera de España, la asistencia médica no es gratuita y, en algunos países, tiene un coste muy elevado, como es el caso de Estados Unidos.

Durante el viaje, no olvides llevar siempre contigo tu número de póliza y el número de teléfono de Asistencia en Viaje. Recuerda que normalmente las aseguradoras ponemos a tu disposición un teléfono de asistencia en el extranjero y otro si estás en territorio nacional.

¿Qué hago si necesito atención médica en el extranjero?

En el caso de necesitar asistencia médica en tu destino de vacaciones, sigue los siguientes pasos:

Contacta con tu aseguradora lo antes posible para notificar tu problema. Ellos te indicarán a qué centro médico dirigirte. ERGO Seguros de Viaje pone a tu disposición la plataforma de siniestros online. En ella podrás notificar y adjuntar tu documentación de forma rápida y sencilla, con un compromiso de respuesta de máximo 5 días laborables.

Conserva siempre las facturas, reclamaciones e informes médicos para presentarlos a tu compañía de seguros de viaje.

No dejes tu seguro de viaje fuera de la maleta y, sobre todo, asegúrate de que la póliza incluya coberturas de gastos médicos y esté adaptado para cubrir riesgos en cualquier país del mundo.