Descubre Nueva York: ¿Qué ver en la Gran Manzana?

Nueva York es el viaje soñado de muchos. Y es que en la Gran Manzana se han rodado tantas series y películas que sería imposible enumerarlas todas. Es por eso que estamos ante un destino que visitar al menos una vez en la vida: de hecho, no es extraño encontrar viajeros que han pisado esta emblemática ciudad en más de una ocasión.

Éste es el destino perfecto para planificarlo con tiempo y mucha calma, ya que nos ofrece tantas atracciones y puntos de interés, que su planificación ya es en sí una aventura. ¿Por dónde empezamos?

Disfrutar de Central Park

central park nueva york

Artistas callejeros en Central Park

Hay muchas maneras de disfrutar del pulmón de Manhattan: puedes relajarte, pasear, incluso practicar deportes como el running o alquilar una bicicleta para recorrerlo. Incluso puedes llevar un sándwich y comer mientras ves a la gente pasar. Y si lo visitas un domingo, mejor que mejor, porque es el día de la semana que más ambiente nos ofrece. Y tómate con calma esta visita: gran variedad de jardines, miradores y lagos te esperan en este emblemático parque.

Las impresionantes vistas desde el Top of the Rock

Este mirador lo encontramos entre las plantas 67 y 70 del rascacielos Comcast, y nos ofrece una increíble panorámica de la ciudad con el Empire State Building como protagonista por un lado y el Central Park por el otro. Reserva la hora de tu visita con tiempo, y si puedes subir instantes antes del atardecer mejor, ya que es el mejor momento del día para disfrutar de las vistas de Nueva York desde este mirador.

Sube a la Estatua de la Libertad

estatua de la libertad

Estatua de la Libertad vista desde el ferry a Staten Island

Un clásico. Para ello, tendrás que coger un ferry hasta Liberty Island y una vez allí subir a su pedestal, o mejor, a la corona de la estatua para disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece de Manhattan. Otra actividad que recomendamos si te da tiempo en tu viaje es subir al ferry gratuito a Staten Island, pues hay un momento en que puedes ver la Estatua de la Libertad desde el agua muy de cerca.

El Empire State Building merece otra visita

La Ciudad de los Rascacielos, como ves, se disfruta desde las alturas. Es por ello que no puedes irte de Nueva York sin subir al Empire State Building. Este rascacielos es el protagonista de la ciudad, vas a verlo desde todos los ángulos durante tu viaje. ¿Objetivo? El piso 86 y su terraza al aire libre, desde donde podrás disfrutar de unas increíbles vistas de la Gran Manzana.

Vistas desde el Empire State Building, con el Edificio Chrysler y el East River al fondo

Explora la High Line

Se trata de un parque construido sobre una antigua línea de tren que transcurría por las alturas de la ciudad. Es un lugar ideal para relajarte, incluso para hacer un picnic. Al transcurrir por las alturas, en algunos puntos del trayecto el viajero disfrutará de unas bonitas vistas de la ciudad.

Visita Times Square

Ir a Nueva York y regresar sin pisar este emblemático lugar, es como no haber estado en la Gran Manzana. Claro que, siendo el corazón de la ciudad, pasarás por aquí en numerosas ocasiones durante tus vacaciones a la hora de moverte por este destino. Sus carteles publicitarios y sus luces de neón son un clásico. Para disfrutarla al máximo, te recomendamos subir a las escaleras del TKTS. Además, aquí también podrás comprar entradas para cualquiera de los espectáculos de Broadway.

La Grand Central Terminal

Visitar la principal estación de trenes de Nueva York es algo que tampoco puedes perderte. La Grand Central Terminal, con más de 100 años, cuenta con uno de los vestíbulos más bonitos del mundo, donde su emblemático reloj situado en el centro del hall, sus ventanales y sus suelos de mármol se erigen como grandes protagonistas de esta famosa estación de tren, donde se han rodado una gran variedad de escenas para cine y televisión.

Cruza el Brooklyn Bridge

El Puente de Brooklyn es otro clásico. Aprovecha para cruzarlo y perderte por el barrio del mismo nombre. Procura hacerlo por la tarde, antes de la puesta de sol, ya que contemplar un atardecer desde el Brooklyn Bridge Park es una de las experiencias más inolvidables que vivirás durante tu viaje a Nueva York.

Tómate un respiro en Bryant Park

Para aquellos que podrían llegar a agobiarse entre el gentío de la gran ciudad, Nueva York cuenta, como hemos visto, con varios parques emblemáticos donde podemos relajarnos. En este caso hablamos del Bryant Park, un oasis en medio de la Gran Manzana. Además, si vas en verano, podrás disfrutar de una bonita sesión de cine al aire libre. Por cierto, muy cerca de este parque se encuentra la famosa Biblioteca Pública de Nueva York, un clásico edificio que puedes aprovechar para visitarlo.

Homenaje al 11S

Otro de los lugares de este destino que no puedes perderte. En este Memorial del 11S podrás disfrutar de dos grandes fuentes con el nombre de las víctimas del atentado grabadas. También es un emblema del lugar un árbol que sigue en pie a pesar de la caída de las Torres Gemelas. En esta zona también puedes visitar el Museo del 11S, además de subir al observatorio 360º del One World Trade Center, el actual edificio más alto de la ciudad, para disfrutar de una increíble panorámica de la ciudad.

Recorre Wall Street

Estamos ante una de las calles más famosas de la ciudad, donde el viajero pasará por el emblemático edificio de La Bolsa, la Reserva Federal y, unos minutos a pie, el famoso toro de Wall Street (Charging Bull), que el turista deberá tocar si quiere que le traiga suerte, como dice la tradición.

La Quinta Avenida y el Rockefeller Center

Pasear por la Quinta Avenida es toda una experiencia: el viajero encontrará un sinfín de tiendas, entre ellas la emblemática Tiffany & Co (conocida por la escena que en ella se grabó para la mitiquísima Desayuno con Diamantes), la tienda de Apple para los amantes de la tecnología, el hotel Plaza y la famosa catedral de St Patrick.

Relájate en Washington Square Park

Esta mítico parque del Village recibe cada día gran cantidad de visitantes para ver su famoso arco, pero también para disfrutar del ambiente del lugar: músicos, artistas callejeros… al igual que comentábamos acerca de Central Park, la High Line y el Bryant Park, Washington Square es otra de las zonas de Nueva York donde tomarte un respiro después de una larga caminata descubriendo la ciudad.

¿Vas con tiempo? ¡Visita museos!

Nueva York nos ofrece una gran cantidad de museos donde perdernos. ¿Los más famosos? El Museum of Modern Art (MOMA), el Museo Metropolitano (MET) y el Museo de Historia Natural. Y es que la ciudad cuenta con una buena oferta de museos, muchos de ellos gratis un día de la semana, incluso tipo pay-what-you-wish, sistema según el cual el visitante puede pagar lo que quiera entre 1 y 20 dólares.

Descubre los barrios emblemáticos de Nueva York

Típica fachada neoyorkina en el Soho

Piérdete por los barrios más famosos y conoce Nueva York en estado puro. Antes hablábamos de cruzar el Brooklyn Bridge y visitar el distrito con dicho nombre. Pero podemos decir que merecerá la pena una visita a emblemas como Harlem, el Soho, Queens, Chinatown o Little Italy.

Y es que Nueva York es un destino pensado para todos: para quienes gustan de pasear y vivir la ciudad y el gentío; para quienes prefieren los rincones al aire libre; para aquellos a quienes encanta visitar museos y dedicar sus viajes a la cultura; para gente que prefiere ir de compras… incluso para quienes encuentran en sus vacaciones tiempo para todo esto y más.

Como decíamos, éste es un viaje para preparar con tiempo, ¿por qué no empezar ahora? Empieza a pensar en qué sitios visitarías cada día y en qué orden lo harías. Investiga los lugares que quieras visitar y organízatelo para reservar horario de según qué visitas, infórmate acerca del lugar con previsión…

Pero sobre todo, ten en cuenta que este país cuenta con un sistema sanitario privado y que cualquier atención médica que puedas necesitar podría ser muy costosa, y por eso necesitarás contratar un seguro de viaje Estados Unidos.