¿Cuál es la diferencia entre el Seguro de mi billete de transporte y el Seguro de Viaje?

En el momento de reservar nuestras vacaciones, lo primero en lo que se nos ocurre pensar es en cómo llegaremos a nuestro destino, y dónde nos alojaremos una vez allí. Después empezamos a pensar en el resto del viaje: qué lugares vamos a visitar, de qué actividades disfrutaremos… Pero lo primero de todo, es comprar nuestros billetes de tren, avión… y el alojamiento.

Es en el proceso de reservar nuestro medio de transporte cuando nos fijamos en que el billete lleva asociado un seguro de viaje, o un Seguro Obligatorio de Viajeros para ser más exactos. Sin embargo, ¿en qué consiste este seguro? ¿necesito contratar un seguro de viaje si mi billete ya tiene un Seguro Obligatorio de Viajeros integrado? A continuación, despejamos todas estas dudas.

¿Qué es el Seguro Obligatorio de Viajeros que incluye mi billete?

seguro de viajeros obligatorio

Esta póliza se creó con el fin de proteger a la integridad física de los pasajeros y es de obligatoria contratación para todo tipo de medio de transporte que se dedique al transporte colectivo de personas. Por lo tanto, aplica a avión, ferry, tren, autobús y taxi, y debe figurar su inclusión en el propio billete. También deben incluir este seguro los funiculares, teleféricos, telesillas u otros medios de este tipo que se desplazan por cable o no cuenten con un camino fijo de rodadura.

¿Qué cubre este seguro?

Este seguro también incluye coberturas de Responsabilidad Civil, en caso de que a las empresas transportistas, conductores del vehículo o terceros se les atribuyan daños a viajeros en caso de accidente.

El SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros cubriría todos los viajes que se realicen dentro de España o que comiencen en España, sea cual sea el destino. Las coberturas básicas incluidas en esta póliza obligatoria incluyen:

– Asistencia sanitaria si en caso de accidente sufrimos algún tipo de lesión corporal. Este servicio puede prolongarse máximo 72 horas desde el momento del accidente, siempre y cuando dichas lesiones no impliquen hospitalización o un tratamiento especializado en “cura ambulatoria” (es decir, en caso de que el paciente necesite acudir varias veces a un centro de salud debido al accidente sin necesidad de pasar la noche en dicho centro).

– Incapacidad temporal y/o permanente. El Seguro Obligatorio de Viajeros indemnizará al asegurado cuando las lesiones sufridas por el accidente en dicho medio de transporte lo incapaciten temporal o permanentemente.

– Fallecimiento. Es decir, el SOV garantiza una indemnización a los familiares o beneficiarios del asegurado siempre y cuando el fallecimiento se produzca dentro de los 18 meses siguientes al accidente, y dicha defunción sea consecuencia directa de éste.

¿En qué se diferencian esta póliza y el seguro de viaje?

El Seguro Obligatorio de Viajeros tan solo es válido en el desplazamiento ofrecido por el medio de transporte. Es decir, una vez abandonas dicho medio de transporte no te cubre frente a cualquier imprevisto que puedas sufrir, y no solo de carácter médico. Por lo tanto, se recomienda y es responsabilidad del viajero contratar un seguro de viaje internacional que le proteja ante cualquier circunstancia:

– Atención médica y sanitaria en el destino en caso de enfermedad o accidentes. En muchos destinos la Sanidad es de pago, y suele suponer un alto coste.

– Repatriación o transporte sanitario de heridos o enfermos. Es decir, regreso al país de origen o traslado en ambulancia al hospital más cercano a la residencia habitual del asegurado.

– Cancelación y retraso de medio de transporte, o pérdida de enlaces.

– Pérdida de equipajes. Aunque en el punto anterior y en este las aerolíneas ofrecen indemnizaciones, un seguro de viaje que te ofrezca estas coberturas será un sólido complemento a la compensación ofrecida por la compañía aérea.

– Responsabilidad civil en caso de posibles daños a terceros.

– Anulación o cancelación del viaje. En ocasiones, el billete incluirá sus propias coberturas de cancelación, pero será solo del medio de transporte. No obstante, un completo seguro de anulación de viaje te permitirá recuperar todo el dinero invertido en tu viaje (incluye alojamiento y en ocasiones otras actividades contratadas en el destino) si por alguna de las razones contempladas en la póliza no puedes viajar.

Nuestra recomendación es que siempre te informes bien de hasta donde llegan las pólizas que tengas contratadas y/o los documentos que ya tengas contigo. Tu seguro médico si tienes, la Tarjeta Sanitaria Europea, si tu tarjeta de crédito ya tiene un seguro… porque estos documentos no ofrecen tantas garantías como un seguro de viaje, ni son válidos en todos los destinos. Revisa bien todo y lleva contigo un seguro de viaje internacional que se adapte a lo que necesitas.