¿Vas a Viajar Solo? Recomendaciones para Viajar Seguro

Viajar solo es una experiencia emocionante de la que podemos sacar un gran aprendizaje. Nos enseña a valernos por nosotros mismos y nos muestra aquello de lo que podemos llegar a ser capaces.

Sin embargo, también es un paso que, como viajeros, a muchas personas les da miedo dar: vernos envueltos por una cultura distinta a la nuestra sin el apoyo que en otras ocasiones nos ha dado un compañero de viaje puede llegar a darnos bastante vértigo.

Si todavía dudas de tu viaje en solitario, anímate, no vas a arrepentirte. Incluso puede que sea el primero de muchos. Teniendo en cuenta varios aspectos todo irá sobre ruedas. ¿Empezamos?

algunos tips para viajar solo

Lo primero de todo: prepara tu viaje

En primer lugar, aunque habrá momentos de tu aventura en que es más emocionante improvisar, hay cosas que no puedes dejar al azar.

– Busca información sobre tu destino, consulta las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores. En la web del MAEC encontrarás información acerca de los lugares más peligrosos en cada destino, utilízala para evitar zonas de riesgo en la medida de lo posible.

– ¿Qué documentación necesitas para entrar en el país?

– Infórmate de si necesitas vacuna y pide cita en un centro sanitario con antelación.

– Decide qué lugares quieres visitar y qué actividades quieres hacer.

– Consulta los medios de transporte disponibles en tu destino, así como sus rutas y sus costes. Así irás bien preparado para moverte por allí.

Por otro lado, no olvides contratar un buen seguro de viaje internacional. Imagina que una vez en tu destino necesitas asistencia médica o ser repatriado a tu país de origen. O que, por ejemplo, se retrasa o cancela tu vuelo, o pierden tu equipaje. Con una buena póliza de vacaciones estarás cubierto ante cualquier imprevisto. Lleva siempre contigo tu número de póliza, así como el teléfono de tu compañía aseguradora.

Haz la maleta de manera eficiente

Si viajas solo, intenta viajar ligero y déjate en casa todo aquello que generalmente incluyes en tu maleta “por si acaso”. Recuerda incluir un candado para proteger tus pertenencias, especialmente si tu idea es alojarte en albergues donde posiblemente compartirás habitación con personas que no conoces.

No olvides también incluir una batería extra para tu Smartphone, para estar 24 horas localizable y conectado. Con respecto a este medio de comunicación, procura estar conectado con familiares y amigos informándoles en todo momento de cuál es tu planning turístico para ese día.

Recomendaciones una vez en tu destino de vacaciones

Ya has llegado a tu destino, ¡ahora calma! Porque necesitas un tiempo para adaptarte al lugar. No se trata del jetlag que puedes sufrir si haces un viaje de largo recorrido. Se trata también de tomarte tu tiempo para instalarte en tu alojamiento, pasear por los alrededores, observar a los autóctonos para empaparte de su cultura… generalmente, emplear un día en esto es suficiente. Una vez instalado, ten en cuenta los siguientes consejos:

– Aunque conocer personas en otras culturas es una experiencia increíble, procura no dar demasiada información acerca de tu itinerario ni de ti mismo. Al menos hasta que tengas algo de confianza con dichas personas.

– En la calle intenta no parecer tan turista: mira menos la guía y más el ambiente en que te mueves. En muchos casos, el viajero llama tanto la atención que puede ser foco de posibles timos y estafas.

– Muévete de forma segura. Intenta utilizar transportes legales y bien identificados. Especialmente si vas a un país asiático, procura negociar siempre cuánto va a costar por adelantado la carrera y no subas al vehículo sin haber llegado a un acuerdo claro con el conductor.

Vigila tus pertenencias en todo momento. Siempre que puedas guarda lo más importante y valioso en el mismo sitio, y comprueba de vez en cuando que lo llevas todo. Es recomendable incluso hacer copias de tus documentos más importantes (DNI, pasaporte, seguro de viaje, visado, billetes de avión, etc) en la nube, incluso hay viajeros que llevan fotocopias de toda esta documentación separadas de los originales en otra parte de la maleta.

Y lo más importante… ¡disfruta la experiencia!

¿Preparando ya tu próximo viaje en solitario?